El compromiso social por del medio ambiente ha conseguido que grandes empresas se tomen en serio el asunto y hagan algo al respecto.

Cosas sencillas como separar la basura o no utilizar recipientes desechables, se practican con más frecuencia en toda la población. Estas mismas acciones se han transformado en iniciativas que se quieren replicar en todas las empresas nacionales e internacionales.

En esta publicación hablaremos de las compañías que se han sumado al tema de la sustentabilidad y la ecología:

Comercial Mexicana

Esta cadena de supermercados fue la pionera en cambiar las bolsas plásticas por materiales biodegradables y reutilizables. Su pequeña decisión sirvió de ejemplo para otras cadenas y actualmente ya es una disposición oficial. Además, redujeron considerablemente su consumo de agua potable y comenzó a utilizar 37 plantas de aguas residuales.

Econtenedores

Recoger basura y ponerla en su lugar también es una acción que se está normalizando y hasta es penado si no se realiza. Econtenedores es una marca que distribuye contenedores para residuos en pequeñas y grandes escalas; aquí, encontrarás desde un bote de basura para tu oficina hasta contenedores de 1100 litros, ideales para poder almacenar desechos de todo un edifico, plaza, escuela, entre otros concurridos establecimientos. Una de sus grandes ventajas es que tienes la opción de adquirir estos depósitos en los colores establecidos para reciclaje, de tal manera que puedas integrar más fácilmente el hábito de la separación de desechos a tu vida diaria.

Homex

Es una desarrolladora de viviendas, la cual ha logrado instalar en más de 80 mil hogares dispositivos para ahorrar agua, energía y gas. Asimismo, construyó 25 plantas de tratamientos residuales con el fin de utilizar esa agua para uso interno, ahorrando en promedio 664 litros de agua potable por segundo. La tecnología que ocupa Homex consiguió cambiar los moldes de madera, por aluminio para dejar de utilizar un promedio de 760 toneladas de dicho material.

Bimbo

Si se habla de una empresa de comida, Bimbo cuenta con el parque eólico más grande en México, el cual funciona como abastecedor de energía interna y ha resultado ser todo un éxito. También contribuyen al ahorro del agua al utilizar un 74% de aguas residuales, mismas que son tratadas en sus propias plantas; además han logrado reducir un 56% la emisión directa de dióxido de carbono al momento de fabricar sus productos y siguen en el desarrollo de empaques biodegradables. 

Si todos nos sumamos a éste tipo de transformaciones, estamos seguros de que con el tiempo lograremos adaptarnos a una vida sustentable, sostenible y ecológica. Tal vez así nuestro planeta se mantenga a salvo, al menos por un rato más.