La propia batería solar también consta de varios elementos, se denominan convertidores fotovoltaicos. La gran mayoría de estos elementos están hechos de silicio. Los convertidores fotovoltaicos (también son células solares, como también se les llama) están interconectados tanto en serie como en paralelo, lo que permite incrementar los parámetros necesarios, como potencia, tensión y corriente. Además, este método de conexión es un seguro: si uno de los elementos falla, el dispositivo seguirá funcionando, aunque con menor rendimiento.

¿Para qué se puede utilizar esta fuente de energía? Sí para casi cualquier cosa que requiera una fuente de alimentación. En particular, se trata de la iluminación, el funcionamiento de electrodomésticos y la calefacción de edificios. En muchos países, los usuarios comunes ya están instalando paneles solares en el techo de las casas particulares para obtener total autonomía e independencia de los proveedores de electricidad. Pero los mayores consumidores en este momento son, por supuesto, las empresas comerciales. Se observa una buena difusión de los paneles solares en los complejos agroindustriales, ya que el vasto territorio de dichos complejos permite colocar una gran cantidad de paneles para recibir la cantidad de electricidad requerida.

Principio de funcionamiento

Sin entrar en detalles tecnológicos complejos, podemos describir el principio de funcionamiento de los paneles solares de la siguiente manera. Hay dos placas de silicio, una de ellas está cubierta de fósforo, lo que da un exceso de electrones, cargados negativamente, la segunda placa está cubierta de boro, que forma algunos “huecos” por falta de cargas negativas. Cuando la luz del sol golpea un panel cargado negativamente, se forman “agujeros” adicionales y cargas negativas. Bajo la influencia de la luz solar, los electrones comienzan a moverse, lo que provoca la aparición de una corriente eléctrica en la batería. La corriente, a su vez, se desvía del panel mediante hilos de cobre que cubren la batería y se dirige directamente a su destino. Puede ser un dispositivo electrónico al que se suministra electricidad directamente o una batería en la que se acumula. Sin embargo, vale la pena conocer que la electricidad directamente del panel solar como paneles solares en las palmas, que solo se puede suministrar a un consumidor de CC, por ejemplo, una bombilla. Pero para utilizar este tipo de energía en aparatos eléctricos que consumen corriente alterna, se necesita un inversor.